por Admin 11/08/2017

Los opiáceos actúan sobre diferentes partes del cerebro y del sistema nervioso. Actúan sobre el tallo cerebral, que es el que controla cosas que nuestro cuerpo hace automáticamente, como por ejemplo respirar. El sistema límbico controla emociones y los opiáceos, cambian el sistema límbico para producir sensaciones más intensas de placer, relajamiento y felicidad. La espina dorsal trasmite señales de dolor al cuerpo, y el uso de opiáceos en estos casos, bloquean dichas señales.

por Admin 06/08/2017

Las personas narcisistas se muestran con alta autoestima. Esto no es siempre tan positivo como pueda parecer. Tener confianza en uno mismo, no significa ser mejor, suelen carecer de interés hacia los demás, focalizan todo en sí mismos, es decir, tienen poca empatía (no comprenden ni participan de las emociones del resto del mundo) y esto puede llegar a mantenerlos aislados, o más bien, suelen rodearse de admiradores incondicionales, personas que les halaguen y que giren alrededor de ellos.

por Admin 04/08/2017

Los antipsicóticos se utilizan mucho para el tratamiento de la esquizofrenia, para episodios de crisis y para el mantenimiento del paciente. También se usan en otras patologías, como el trastorno bipolar, demencias, como sedante para reducir la agresividad...La farmacología busca mejorar el equilibrio entre los efectos beneficiosos para la persona con la enfermedad y los mínimos efectos secundarios. *J.C. Leza_Licenciado y Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid y

por Admin 02/08/2017

Después del famoso "puntillo" de alcohol, viene lo que se conoce vulgarmente como "borrachera", es decir: SOBREDOSIS DE ALCOHOL EN SANGRE, después puede tener lugar "el coma etílico" y en algunos casos, se puede producir una parada respiratoria mortal. NO BANALICEMOS EL CONSUMO DE ALCOHOL.

por Admin 04/07/2017

Entendemos la psicosis como un conjunto de síntomas que implican un distanciamiento de la realidad (alucinaciones, creencias y sensaciones extrañas, desorganización de la conducta y del pensamiento). El ánimo se define como “la emoción generalizada y persistente que colorea la percepción del mundo”. Hablamos por tanto, de un trastorno que afecta aspectos fundamentales del funcionamiento mental, como son la noción de realidad y las propias emociones en su cualidad y estabilidad, y que lo hace de